CÓMO PLANCHAR UNA CAMISA: GUÍA PASO A PASO

Aprende a planchar una camisa con nuestra guía paso a paso. ¡Que no te frene ningún tipo de camisa o de arruga! Te tenemos cubierto con nuestros consejos

Si hay una tarea doméstica que divide a la sociedad es la plancha. Por un lado, están los que adoran planchar y dicen que les relaja, pero, por otro lado, y siendo realistas, este grupo engloba a la mayoría de las personas, están las que odian planchar. De hecho, cada vez hay más ropa que por sus tejidos no requiere de plancha y eso nos hace la vida más fácil. Pero, sobre todo, si hay una prenda tediosa para esta tarea es sin duda, la camisa. 


Cómo planchar una camisa en sencillos pasos

  • Antes de empezar, debemos poner la plancha con agua destilada a máxima temperatura.
  • Una vez tengamos la plancha caliente, lo primero que debemos planchar es el cuello y los puños de la camisa. Los plancharemos del revés para no dejar marcas.
  • Acto seguido, planchamos las mangas. Para planchar las mangas de la camisa lo podemos hacer con o sin raya, dependiendo de nuestros gustos. También podemos ayudarnos del típico acople de tabla de plancha que sirve para las mangas de la camisa y que permite ir dando vueltas a la manga facilitando así el trabajo.
  • Pero si no tenemos estos apliques externos, extenderemos la manga en la tabla de planchar y primero plancharemos por una cara y luego le daremos la vuelta y lo haremos por la otra. Cuidado cuando nos acerquemos al puño, ya que, que hay dobles y si no tiramos bien, plancharemos con arruga.
  • Si no queremos hacer raya en la manga no llegaremos al final de la cara superior para no marcarla y luego la doblaremos cuanto apenas y sin marcar los extremos, para planchar bien esa zona.
  • Cuando tengamos las mangas, pasamos al cuerpo.
  • Empezamos siempre por la parte de la izquierda de la camisa, así el resto lo tendremos entre la tabla y nuestro cuerpo y conforme avancemos la zona planchada quedará en la otra parte, para así evitar arrugas.
  • En la zona del cuerpo, plancharemos de abajo a arriba de la camisa para que la parte más estrecha de la plancha llegue a las zonas más pequeñas. Dejando siempre la zona del cuello en la parte más estrecha de la plancha.
  • Iremos dando la vuelta a toda la camisa hasta que lleguemos a la otra parte.
  • Una vez tengamos el cuerpo de la camisa, repasaremos la zona de los hombros y, ¡lista para ponérnosla o colgarla en el armario!

Consejos a la hora de planchar tu camisa


Uno de los principales trucos para planchar las camisas es la forma de lavarlas y tenderlas. Si esto lo hacemos correctamente, nos vamos a ahorrar tiempo y dificultad en el planchado.

Así que, a la hora de lavar una camisa lo mejor es que usemos un programa de la lavadora que no centrifugue apenas o directamente podemos desactivar el centrifugado para minimizar las arrugas.

La tenderemos inmediatamente después de parar la lavadora. Cuando la saquemos de la lavadora, la estiramos bien de las mangas y del cuerpo y la tendemos colgada de una percha al aire para que se seque.

Con estos pequeños gestos minimizaremos las arrugas de las camisas y nos facilitaremos el planchado.


OJO: Si la camisa es blanca no se recomienda plancharla para colgarla en el armario, ya que, puede amarillear. Lo ideal es plancharla justo para ponérnosla. 

Valora este artículo
Puede que te interese:

Cómo quitar manchas de sandía

¿No sabes cómo quitar las manchas de sandía de tu ropa? Aunque no lo parezca, esta fruta veraniega puede dejar manchas muy rebeldes. Aprende a eliminarlas.

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.