Cómo limpiar los azulejos del baño

¿Pensando en cómo limpiar los azulejos del baño de forma eficaz? Toma nota de las siguientes recomendaciones de productos y técnicas para que resulte más sencillo, rápido y duradero.

La cocina y el baño son los lugares dónde se instalan con más frecuencia azulejos y esto hace que sea indispensable un buen mantenimiento para que estén limpios y garantizar una higiene completa. No será necesario que repases todos los azulejos cada vez que limpies el baño, bastará con una limpieza rápida y frecuente del baño en general para evitar que la suciedad se acumule y sea más difícil desincrustarla después.


Los problemas de suciedad más frecuentes en el caso del baño, son la formación de moho por la acumulación de agua, la aparición de restos de cal y el oscurecimiento de las juntas por el uso; todos ellos dejando un aspecto poco deseable.

Azulejos limpios paso a paso

  • Despeja bien la zona en la que vas a trabajar: retira muebles o enseres que queden justo delante de la pared de azulejos para poder limpiar más cómodamente.
  • Guantes: recuerda siempre proteger tus manos antes de empezar con la limpieza, más en estos casos que utilizarás productos químicos.
  • Agua caliente: la temperatura del agua favorece la eliminación más rápida de la suciedad y, en algunos casos, potencia el efecto de los productos utilizados. Ten listo un cubo con agua caliente.
  • Cepillo de dientes: aunque con un estropajo se puede limpiar muy bien la superficie de los azulejos, prueba a aprovechar un viejo cepillo de dientes para llegar a los rincones más complicados. Verás qué efectivo resulta.

Además de los productos específicos para juntas o aquellos que sirven para limpiar y desinfectar en general, hay otros productos y complementos de limpieza que cumplen también con su función desincrustante, especialmente en las juntas.

  • Vinagre: mezcla vinagre y agua a partes iguales y ponlo en un recipiente de spray. Rocía sobre cada azulejo, déjalo actuar unos minutos y, a continuación, pasa un paño sobre los azulejos para retirarlo. Esta mezcla también resulta muy efectiva para la mampara de ducha.
  • Bicarbonato: mézclalo con agua hasta crear una pasta y extiéndela bien en las juntas de los azulejos. Puedes ayudarte con el cepillo de dientes. Déjalo actuar 5 minutos y después acláralo bien con agua.
  • Amoniaco: utiliza un cubo de agua caliente y añade un chorrito de amoniaco. Recuerda mantener la zona bien ventilada. Utiliza un paño para limpiar sobre los azulejos. Se mantendrán brillantes durante más tiempo.
Valora este artículo
Puede que te interese:

Cómo lavar las almohadas para que queden perfectas

No hay nada mejor que dejar tu cabeza sobre la almohada y sentir el olor a limpio al final del día justo antes de descansar ¿verdad? Pero también es importante mantenerlas limpias y desinfectadas. Adquiere estas rutinas para evitar bacterias y mantenerlas perfectas.

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.