Cómo lavar lino

El lino es un tejido especial que requiere un lavado cuidadoso. Te contamos cómo lavar ropa de lino y plancharla fácilmente con los mejores productos.

El lino es uno de los tejidos favoritos en el periodo estival. Prendas frescas, transpirables y holgadas, capaces de protegernos eficazmente del calor.

Como estamos seguros que tienes alguna prenda de lino en el armario, vamos a compartir cómo cuidarlas desde el lavado hasta el planchado.

Antes que nada, mira siempre la etiqueta para seguir las recomendaciones del fabricante.

Cómo lavar prendas de lino paso a paso

  • Si decides lavar a mano, emplea un jabón puro o detergente suave para prendas delicadas y gran cantidad de agua tibia, máximo de 30-40 °C, ya que el lino es muy absorbente. Aclara dos veces, cambiando el agua, y añade al agua un reforzador de detergente-quitamanchas con oxígeno activo blanqueante. Elimina los posibles restos de suciedad sin dejar la prenda en remojo para evitar que se dañe el tejido.
  • Si prefieres lavar a máquina, separa las prendas de lino y elige un programa para prendas delicadas de corta duración, también con un detergente suave. 
  • Asegúrate que no queda jabón en tus prendas de lino, si fuera así, se acabará convirtiendo en mancha.
  • Evita posibles enganchones, son prendas delicadas.
  • Nunca uses la secadora y tampoco lejía.
  • La mejor manera de mantener la prenda intacta, es eliminando las manchas cuando estén recientes.
  • Antes de tender, nunca escurras retorciendo la prenda.
  • Recoge la prenda cuando todavía esté ligeramente húmeda y no totalmente seca, se mantendrá en buen estado.
  • El lino encoge siempre en el primer lavado. Si la prenda no ha sido prelavada antes de ser vendida, te ocurrirá en casa.



Cómo planchar lino paso a paso

El lino proviene de la fibra vegetal de la planta del lino y se arruga con mucha facilidad. Para disminuir la presencia de arrugas, sigue estos pasos:

  • Recoge la prenda ligeramente húmeda, el planchado será menos engorroso. Deja que termine de secarse en un lugar donde pueda estar bien extendida.
  • Si la prenda es de un color claro, plánchala primero del revés y, después, dale la vuelta y plánchala otra vez. Si la prenda es oscura, hazlo solo del revés.
  • Consulta siempre la etiqueta y haz caso de las recomendaciones en el planchado. El lino puro, tolera temperaturas más altas. Pero ante la duda, la etiqueta te dará la recomendación perfecta.

Disfruta de las prendas de lino este verano con la seguridad que se mantendrán en perfecto estado y te durarán mucho más tiempo.

Valora este artículo
Puede que te interese:

Cómo lavar un edredón de plumas: Trucos y consejos

Los edredones de plumas son ligeros y transpirables y hacer la cama es muy sencillo y rápido si los utilizamos, sustituyendo la colcha de toda la vida. Ahora que tenemos el invierno a la vuelta de la esquina, es hora de poner a punto nuestros edredones de plumas. Toma nota.

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.