Limpieza final de obra paso a paso

¡Fin de la obra y limpieza a fondo! Descubre cómo dejar tu casa a punto después de las obras y eliminar polvo, manchas de pintura y mucho más.

Si has hecho una obra en casa o una pequeña reforma, es momento de limpiar tu hogar para que todo quede impoluto. Con estos trucos, verás cómo en poco tiempo tendrás tu casa lista para disfrutar de ella.

Cómo limpiar el polvillo después de una obra

Probablemente, la tarea más ardua sea la de eliminar el polvo que se genera tras una obra o reforma. Y, por eso mismo, es la primera que tienes que abordar. Para eliminarlo eficazmente deja las ventanas de cada estancia abiertas durante, al menos, dos días y sigue estos consejos:

  • Para las paredes y el techo, con una mopa húmeda haz una pasada por techos y paredes para que las partículas del polvo no se depositen nuevamente. Enjuaga la mopa y repite el proceso y asegúrate que siempre está bien escurrida.
  • Si hay objetos de decoración, elimina el polvillo empleando una bayeta húmeda y bien escurrida pasándola sobre las superficies.
  • Para limpiar los muebles o puertas de madera, lo mejor son los limpiadores jabonosos. Utiliza una bayeta o paño bien escurrido.

Limpiar el suelo después de una obra

Donde más cantidad de polvo se acumula es en el suelo. Utiliza una aspiradora para evitar que el polvo del suelo se levante y vuelva a techos, paredes, puertas y/o ventanas. Ve eliminando la suciedad de los filtros para que la limpieza siga siendo eficaz.

Una vez hayas eliminado el máximo de polvo posible, es momento de ocuparse de posibles manchas en el suelo.

  • Si hay manchas de pintura o barniz: aplica acetona sobre la mancha y, después, pasa una espátula para terminar de eliminarla.
  • Si hay manchas de cemento o barro: moja un paño con algún producto desincrustante. Utiliza una espátula para terminar de eliminar las manchas.
  • Si hay otro tipo de manchas: prueba con un paño con agua oxigenada y pásalo sobre la superficie con manchas.

Tras eliminar el grueso de la suciedad acumulada, es el turno de realizar una limpieza habitual y de airear nuevamente la casa para que empiece a tener frescura. Limpia los muebles y ventanas, friega el suelo, vuelve a pasar el aspirador y, sobre todo, ten paciencia. En poco tiempo, ¡todo estará listo para disfrutar del nuevo aspecto de tu hogar!

Valora este artículo
Puede que te interese:

¿Cómo hacer un ambientador casero?

¿Se te ha olvidado comprar ambientador para la casa y tienes visita? Te traemos un truco que te va a salvar de esto, te contamos cómo hacer ambientador casero.

Fregonas: tipos y usos

Fregona de microfibra, algodón, esponja... Existen tantos tipos de fregonas como usos para ellas. Descubre cuál es la fregona perfecta para cada ocasión.

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.