¿Es posible desinfectar sin lejía?

¿Te gustaría desinfectar tu hogar o tu ropa sin lejía? ¡Tenemos la solución! Hoy te traemos unos consejos y productos para desinfectar sin lejía.

Cuando pensamos en desinfección, lo primero que se nos viene a la cabeza es la lejía. Y sí, la lejía es un potente desinfectante, pero no conviene hacer un uso excesivo de ella, ya que puede provocar intoxicaciones, mancha la ropa y su contenido en cloro reacciona con la materia orgánica formando compuestos organoclorados que son perjudiciales para el medio ambiente.


Productos sin lejía

¿Pero, si no desinfectamos con lejía, qué alternativas tenemos? Existen en el mercado productos alternativos a la lejía que son perfectamente válidos para la desinfección de nuestra casa. Por ejemplo:

  • Productos con biocidas: son productos muy efectivos y están recomendados por la mayoría de organismos oficiales. De todos modos, debemos tener en cuenta que su uso prolongado puede crear microorganismos resistentes a sus efectos, así que no conviene usarlos con demasiada frecuencia.
  • Productos con oxígeno activo: El oxígeno activo también es un potente desinfectante.
  • Vinagre blanco: por el ácido acético del que está compuesto, el vinagre es una gran alternativa para eliminar bacterias y, además, tiene un gran poder abrillantador. No debemos confundirlo con el vinagre de vino blanco. El vinagre blanco es de uso exclusivo para limpieza.
  • Agua oxigenada: al igual que es un gran desinfectante en heridas, también desinfecta superficies y electrodomésticos. Sobre todo, se usa en la vajilla, para aclarar prendas blancas que amarillean y para disminuir el olor en algunos tejidos.
  • Limón: tiene propiedades antibacterianas, aunque no es tan eficaz como la lejía.
  • Aceite de árbol de té: se recomienda usarlo mezclado con agua o con alcohol. También puedes añadirlo al jabón líquido de manos para desinfectarlas de forma más completa e incluso al champú.

Cómo desinfectar sin lejía

A continuación, te explicamos los 5 consejos para desinfectar sin lejía y dejar la casa como una patena. Lo más importante: limpiar bien.

  • Elige el producto adecuado para cada superficie: no se recomienda usar un producto limpiahogar para toda la casa. Cada estancia o superficie se limpia mejor con productos específicos. Por ejemplo, para la cocina se recomienda usar productos quitagrasas combinados con agua caliente y, en el caso de superficies delicadas, lo mejor será optar por productos especializados.
  • Ten especial cuidado con los rincones. Límpialos a conciencia, aclara y seca.
  • Ten impolutos los utensilios de limpieza. Para limpiar bien, hay que empezar por unos tener los utensilios limpios. Intenta lavar cada bayeta por separado y no mezclarlas nunca con el resto de la ropa.
  • La mejor forma de tener los trapos limpios es usar agua y jabón. Además, conviene secarlos después de cada uso y desinfectarlos cada cierto tiempo.
  • Nunca uses la misma bayeta para todo. Lo ideal es tener un paño o bayeta específicos para cada superficie o estancia, así evitarás mezclar gérmenes.
Valora este artículo
Puede que te interese:

Como limpiar la pantalla del ordenador

Hoy te contamos cómo limpiar la pantalla del ordenador de forma sencilla y segura para tu equipo. Con estos pasos y consejos no tiene pérdida. ¡Vamos allá!

Limpiar una sandwichera

Los electrodomésticos del hogar son más propensos a ensuciarse y contaminar nuestras comidas. En este caso te contamos como limpiar una sandwichera

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.