Cómo limpiar un radiador a fondo en casa

Ahora que estamos en primavera y el frío amenaza con irse para dejar paso a las buenas temperaturas, es una buena idea realizar una limpieza general, tanto del armario como de otros útiles del invierno.

Los radiadores son uno de los aparatos eléctricos que más utilizamos durante los meses más fríos y, también, los que más tiempo dejamos encendidos. Por eso, es más que recomendable, darles una buena limpieza para mantenerlos a lo largo del tiempo. Esta decisión puede repercutir en nuestros bolsillos ya que, si cuidamos más nuestros radiadores, podremos evitar que se estropeen antes de tiempo. Por eso, desde Consum, queremos enseñarte cómo limpiar radiadores en casa de una forma adecuada.

Tipos de radiadores

Aunque anteriormente existían pocos modelos de radiadores, hoy en día existen muchos diferentes. Estos varían dependiendo de la fuente de calor que utilice el radiador o del material con el que esté fabricado.

Dependiendo de la fuente de calor

  • Radiadores de agua: utilizan el calor del agua caliente que llevan en su interior y lo distribuyen por la vivienda.  Están conectados a una caldera.
  • Radiadores eléctricos: funcionan con electricidad, se conectan directamente al enchufe de la luz. Normalmente el líquido de su interior es aceite.

Dependiendo del material

  • Radiadores de acero
  • Radiadores de aluminio
  • Radiadores de hierro fundido

El gas natural y los radiadores de agua son los más utilizados en los hogares españoles. Este tipo de instalaciones son las más cómodas, seguras y las que emiten un calor más uniforme a lo largo d toda la casa. 

Cómo limpiar el radiador 

Cómo limpiar tu radiador paso a paso 

Da igual que tipo de instalación tengas en casa, a continuación te contamos qué pasos de limpieza debes seguir para limpiar de forma correcta cualquier tipo de radiador.

  • Para empezar: asegúrate que tu radiador está desconectado. La limpieza de estos aparatos eléctricos, como con casi todos, debe realizarse cuando esté apagado, frío y desconectado de la corriente eléctrica.
  • Cubre el suelo para evitar que el polvo se disperse.
  • Limpia el radiador por fuera con una bayeta para atrapar el polvo ,deslízala por todo el aparato e incide en las secciones traseras del radiador.
  •  
  • Un truco: si no llegas a limpiar la parte que está pegada a la pared, dispara aire a presión con un secador sobre ese sector. Esto hará que el polvo se suelte más fácilmente
  • Para finalizar: si te apetece realizar una limpieza más a fondo, el uso del vapor, con una vaporeta o similar, te ayudará a despegar la suciedad más incrustada. Si no dispones de ella, también puedes impregnar una bayeta multiusos con desengrasante aguado y deslizarla por todo el radiador.

Cómo limpiar el radiador por dentro

La limpieza interior de un radiador se llama purga. Esta acción ayuda a su mantenimiento y previene posibles averías ya que consiste en eliminar toda la suciedad que reside dentro de él.

Este tipo de limpieza es muy importante realizarla, al menos, una vez al año, porque nos ayudará a mejorar el buen funcionamiento del radiador. A continuación, te contamos cómo limpiar los radiadores por dentro.

  • Cierra la llave de paso que permite la entrada y salida de agua.
  • Empieza por el radiador más cercano a la caldera, toma un recipiente y colócalo debajo de la ventilación del radiador.
  • Abre la válvula, o el tornillo, que se encuentra debajo. A continuación, verás como cae el líquido sucio o con óxido. Este es el agua que reside en las tuberías, sácala toda hasta que salga limpia.
  • Cierra la válvula y pasa la bayeta con desengrasante para eliminar cualquier resto de óxido o suciedad.
  • Una vez realizada la purga, dirígete a la caldera y asegúrate que la presión se encuentra entre 1 y 1.5 bar. Si está por debajo, abre la llave para que el aparato se recargue de agua.

¿Cómo identificar si tu radiador está obstruido por suciedad?

Una vez leído este artículo seguramente te estés preguntado si tu radiador puede estar obstruido por la suciedad. Averiguar esto es muy sencillo ya que, si tu radiador no calienta de forma uniforme, es decir, si al encenderlo queda alguna parte fría, seguramente sea debido a esto. Un radiador que está sucio por dentro le cuesta más calentarse, ya que el calor tiene que sobreponerse a la suciedad.

Intenta purgarlo siguiendo los pasos que te hemos detallado anteriormente, pero, si sigue sin funcionar correctamente, desde Consum te recomendamos llamar a un profesional.

Valora este artículo
Puede que te interese:

Consejos para organizar el trastero

Un trastero puede liberarte mucho espacio, siempre y cuando organices y aproveches el espacio como es debido. Sigue estos tips para organizar tu trastero.

Cómo limpiar el lavavajillas

¿Te preguntas cómo lavar el lavavajillas por dentro? Este electrodoméstico también necesita su cuidado, descubre como limpiarlo de una forma efectiva.

Cómo limpiar una chimenea

Disponer de chimenea en invierno es un gustazo, pero en ocasiones resulta algo engorroso su mantenimiento. ¿Quieres saber cómo limpiar una chimenea fácilmente?

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.