Cómo limpiar un toldo

¿Te gustaría limpiar el toldo de tu terraza y no sabes cómo hacerlo? En esta guía te mostramos cómo limpiar cada tipo de toldo de forma sencilla.

El toldo es una de las partes de la casa más expuestas a la suciedad por estar, obviamente, situado en el exterior. En la época veraniega uno de los elementos de la terraza o jardín que más utilizamos y debemos tenerlo a punto para la época más calurosa.

Lo primero que debemos hacer es tener a mano una manguera para quitar cualquier resto de polvo y suciedad con el agua a presión. Si no es posible, porque vives en un bloque de edificios o, simplemente, no tienes, puedes usar un pulverizador con agua y ayudarte de un cepillo para ir frotando. Para las manchas, podemos usar una mezcla de agua con jabón neutro y, si son manchas más localizadas, utilizar amoniaco con un pulverizador y frotar con un cepillo, siempre aclarando con agua al final.

Tipos de toldos y cómo limpiarlos

  • Toldos de lona: se recomienda utilizar de forma asidua una aspiradora para retirar el polvo y la tierra que se va acumulando en la superficie del toldo y así evitar un deterioro temprano de la lona. Para las manchas, lo ideal es aplicar un producto quitagrasas que mantendremos durante unos minutos y luego enjuagaremos con agua. También podemos utilizar jabones neutros tensoactivos, que evitan el deterioro del acabado hidrófugo, usando un cepillo suave.
  • Toldos de plástico: lo mejor es utilizar una mezcla de agua con quitagrasas y cepillar suavemente con un cepillo de cerdas finas. Ten cuidado con los productos de limpieza, el plástico puede resecarse y deteriorarse con facilidad.

A tener en cuenta

  • Acuérdate de eliminar el polvo y las hojas cada semana. Por una parte, nos facilitará la limpieza y, por otra, se mantendrá como nuevo durante más tiempo.
  • Después de eliminar el polvo, una pasada rápida con agua ayuda para eliminar impurezas.
  • Acuérdate siempre de recoger el toldo si llueve y extenderlo una vez haya parado. Tener el toldo cerrado y húmedo hace que aparezcan manchas de moho con más facilidad. Y si lo limpias, asegúrate que está completamente seco antes de enrollarlo.
  • No utilices nunca disolventes ni detergentes abrasivos.
  • Desmonta el faldón en los meses que no lo utilices para evitar su deterioro.
  • Los cepillos, esponjas, y trapos que se usen para limpiar deben ser suaves y no deben tener ninguna superficie dura ni rasposa.
Valora este artículo
Puede que te interese:

Cómo limpiar una chimenea

Disponer de chimenea en invierno es un gustazo, pero en ocasiones resulta algo engorroso su mantenimiento. ¿Quieres saber cómo limpiar una chimenea fácilmente?

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.