¿Cómo limpiar persianas? Guía de limpieza

Limpiar persianas requiere de esfuerzo y de tiempo y, no lo vamos a negar, es difícil encontrar el momento perfecto para ponerse a ello. Pero con esta guía sabrás cómo limpiar persianas y llevar un buen mantenimiento de una forma sencilla y en poco tiempo.

Cómo limpiar persianas correctamente 

Las persianas deben limpiarse por dentro y por fuera. Algo muy importante a tener en cuenta es el material con el que están fabricadas (PVC, aluminio, madera…) y su forma (persianas venecianas o persianas mallorquinas que no son iguales a las típicas persianas enrollables con tambor).

Existe una manera de limpiar cualquier tipo de persiana en el caso de que la suciedad no esté muy acumulada: bastará con agua y jabón. Pero conseguirás que la limpieza sea más eficaz si usas un producto específico y además también una vaporeta.

Para limpiar las persianas por dentro, sigue este proceso:

  • Baja la persiana completamente y pasa el aspirador para retirar el polvo. Para eliminar el polvo acumulado en las rendijas que hay entre los listones, sube un poco la persiana. Empezando por arriba, pasa un paño húmedo por cada listón y sécalo rápidamente para que no queden manchas.

  • Para evitar el excesivo cúmulo de polvo pasa el plumero de vez en cuando.

Cómo limpiar las persianas por fuera paso a paso

Es mucho mejor si limpias primero la persiana por fuera ya que es donde más suciedad se acumula. Sigue estos sencillos pasos para limpiar tus persianas enrollables por fuera:

  • Si puedes acceder al exterior, la limpieza será mucho más fácil: tan solo tienes que bajar la persiana parcialmente donde quede acceso a las ranuras. Con un cepillo de cerdas blancas, elimina el polvo y la suciedad con movimientos de arriba abajo. Al cepillar la persiana, se generará mucho polvo. Te recomendamos que pases el aspirador para retirarlo. Una vez elimines el polvo, pasa una bayeta o paño con agua y jabón neutro. Hazlo de izquierda a derecha y de arriba abajo. Seca la persiana con un trapo de algodón y déjala desenrollada.

  • En el caso que no tengas acceso al exterior, lo habitual es acceder al cajón superior donde se enrolla la persiana. Con un recipiente de agua y jabón, ve limpiando la persiana visible de la parte enrollada. Desenrolla un poco la persiana y limpia con el mismo procedimiento la parte sucia que veas, repitiendo el procedimiento hasta que la hayas limpiado completamente.
Valora este artículo
Puede que te interese:

Símbolos de la lavadora

Te contamos el significado de los diferentes símbolos de la lavadora, para que no tengas dudas en saber qué programa es el más recomendado para cada momento.

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.