Cómo limpiar una olla quemada

Limpiar una olla quemada ¡es posible! Te contamos cómo recuperar las cazuelas y cacerolas con los productos adecuados y prolongar su vida útil.

Si se te ha ido el santo al cielo y se te ha quemado la comida, ¡tu olla tiene solución! Existen algunos sencillos trucos que te ayudarán a eliminar los restos quemados de tu olla sin necesidad de desecharla.

Cómo quitar lo quemado de una olla

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el material de tu olla, de ello dependerá que uses un producto u otro para su limpieza. El estropajo es el utensilio más apropiado para este tipo de ocasiones pero hay que tener cuidado con él. Tendrás que evitarlo en las ollas con un recubrimiento antiadherente, porque si no, se echará a perder. Para quitar lo quemado de la olla, echa un poco de detergente lavavajillas y deja que actúe durante unos minutos para que ablande la capa quemada y la comida que se haya quedado pegada.

El estropajo metálico podrás usarlo si tu olla es de acero inoxidable, aluminio, hierro, cobre o barro. Si tu olla es de teflón o cerámica, es mejor que emplees una esponja suave o estropajo azul. Hay una opción muy práctica que combina las ventajas del estropajo pero también de la esponja y es el estropajo metálico con esponja de Consum, perfecto para la suciedad más incrustada. Úsalo con delicadeza y seguro que mantienes tus ollas a lo largo del tiempo sin que se estropeen.


Cómo limpiar una olla quemada paso a paso

Si la capa quemada es más resistente de lo que esperabas y no ha sido suficiente con pasar el estropajo o la esponja, sigue alguno de estos trucos:

  • Bicarbonato: por cada litro y medio de agua, vierte una cucharada sopera de bicarbonato. Primero, lleva a hervir el agua en la olla y, cuando esté en ebullición, añade el bicarbonato. Deja que hierva algunos minutos más mientras remueves el combinado para, finalmente, rascar con una espátula de madera. Por último, friega la olla como habitualmente.
  • Bebida de cola: vierte el líquido de esta bebida en la olla y llévalo a hervir. Cuando hierva frota para que se despegue la capa quemada.
  • Vinagre: prepara un combinado de agua y vinagre en proporciones iguales y llévalo a hervir. Verás cómo la capa negra quemada, desaparece.
  • Limón: si después de usar alguno de los remedios anteriores, persiste la capa negra en tu olla, pasa medio limón por la superficie quemada y frota hasta que quede brillante.

¡No hay olla quemada que se resista a estos consejos!

Valora este artículo
Puede que te interese:

Cómo limpiar la campana de la cocina

Limpiar la campana de la cocina es esencial para que funcione correctamente debido a que la grasa se acumula en sus filtros. ¡Toma nota de cómo hacerlo!

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.