Cómo limpiar libros

Pese a que cada vez está más extendido el hábito de lectura a través del ordenador, la tablet o el e-book, siempre hay algún que otro libro más especial que nos gusta adquirir en papel o bien, conservamos con cariño en nuestras estanterías.

Aunque la limpieza de los libros no sea una práctica habitual en nuestras tareas del hogar, realizar este tipo de actividad una vez al año, nos puede ayudar a conservar los ejemplares que tanto nos estimamos y que, a la larga, pueden convertirse en verdaderas joyas familiares. Además, ¿quién no almacena con mucho cariño, algún que otro libro de su infancia? o, ¿quién no ha heredado un libro de sus padres, abuelos o bisabuelos y lo guarda como si de un tesoro se tratase?, si te sientes identificado, y te gustaría mantener en buen estado tus libros, toma buena nota de nuestros consejos sobre cómo limpiar libros en casa.

Por qué limpiar los libros


Además del polvo que se genera en sus solapas y que puede perjudicar a aquellas personas con problemas respiratorios, ¿conoces todos los motivos por lo que es importante limpiar los libros?, desde Consum te damos 4 razones por las que debes de realizar esta actividad.

  • Para quitarles el polvo. Aunque a simple vista no lo parece, el polvo es un elemento muy abrasivo para los libros ya que puede contener esporas de hongos o gases contaminantes que se encuentran en el aire a consecuencia de la polución urbana. Estos elementos pueden deteriorar los materiales de forma química. Además, si el polvo llega a adherirse en la superficie de las páginas por mucho tiempo, puede resultar muy difícil de quitar.
  • Para prevenir las manchas de moho y óxido. Mantener los libros en un rincón oscuro y sin ventilación o con humedad, puede provocar que las hojas de estos se oxiden. ¿Por qué?, esto se debe a que el papel es un material higroscópico, es decir, que es sensible a los cambios de humedad. El aumento de humedad hace que sus hojas se vuelvan oscuras y llenas de unos puntitos negros que, al fin y al cabo, son pequeños hongos, los cuales son dañinos, tanto para los libros, como para toda persona que los toque.
  • Para protegerlos del sol. Al igual que debes de proteger tus libros de la humedad, también has de tener en cuenta los efectos negativos de la luz sobre el papel. Mantener los libros en un lugar demasiado expuesto a la luz solar, puede provocar que este material se oxide y amarillee. ¿por qué sucede esto?, porque la mayoría del papel está compuesto por celulosa, peor también por lignina.  Este material, cuando se expone a la luz solar, cambia su estructura molecular y tiende a oxidarse. Esto se debe a los cromóforos, que son unas moléculas portadoras de color, que son las que confieren a las hojas de los libros más antiguos ese color amarillento.
  • Para mantener alejados a los insectos bibliófagos como la carcoma, los escarabajos de la familia de los desméstidos o los pececillos de plata. Mientras los dos primeros son capaces de devorar cualquier tipo de cuerpo o encuadernación, los pececillos de plata, son los acérrimos enemigos del papel, ya que son capaces de ir devorando la superficie de papel, hasta llegar a la siguiente página y así sucesivamente, hasta llenar todo el libro de pequeños agujeros.

Cómo limpiar los libros según su necesidad


Aunque lo más habitual es realizar una limpieza general, tanto de la estantería como de los libros que estén colocados en ella, mediante una aspiradora o bien, con un plumero o bayeta indicada para el polvo, es insuficiente. Este tipo de limpieza se debe de acompañar de una más profunda al menos 2 veces al año, para libros más recientes y regularmente en aquellos libros más especiales, antiguos y que tienen algún tipo de necesidad especial. ¿Cómo limpiar estos libros?, mediante dos pasos muy sencillos:

  • Primer paso, quitar bien el polvo. Una vez limpia la estantería, coge cada libro individualmente y pásale un paño seco, o una gamuza sin ningún tipo de tratamiento, tanto en el lomo, como en la portada, contraportada y en los bordes de las páginas. Si el libro es muy antiguo, hazte con un pincel o un cepillo de cerdas suaves para quitar los restos de polvo y, si quieres incidir más, puedes
  • Segundo paso: este dependerá de las necesidades específicas de cada uno de ellos. Algunos de los más delicados son:
  • Libros con cubiertas de cuero: una vez retirado el polvo, puedes limpiar de forma más profunda los libros con encuadernaciones de cuero, aplicado un poco de betún incoloro en un paño suave y frotando la cubierta hasta que esta quede nutrida y reluciente.
  • Libros con encuadernaciones de tela: estas encuadernaciones son las más difíciles de limpiar, pero no son imposibles. Para limpiar estos libros, puedes utilizar un trapo humedecido ligeramente con agua caliente y un poco de suavizante incoloro. ¡Ojo!, esto puede provocar la aparición de moho si los libros no se secan bien después.


Cómo eliminar las manchas de los libros


Aunque hay muchas manchas imposibles de quitar, hay otras que si podemos tratar fácilmente.

  • Manchas pegajosas: el pegamento de algunas etiquetas de precios puede dejar una mancha muy pegajosa en las solapas de algunos libros. Para eliminarla no hace falta rascar, para tratarla puedes coger un algodón humedecido ligeramente con cualquier tipo de aceite como, por ejemplo, el aceite de masaje. ¡Ojo!, si te pasas con el aceite puedes llegar a perjudicar tu libro de forma permanente, así que asegúrate de que tu solapa no es muy fina, o bien, realiza una pequeña prueba en una esquina.
  • Manchas de moho: las manchas de moho a la larga son las peores, por lo que, si ves moho en alguna página, límpialo cuidadosamente con una bayeta o gamuza suave. Eso sí, al terminar recuerda lavar bien la bayeta para que estas partículas no se adhieran a ella.
  • Manchas amarillas provocadas por el paso del tiempo: estas manchas son bastante difíciles de quitar. Pero, si quieres realizar la prueba, realiza una solución blanqueante casera con:1 litro de agua fría, 4 cucharadas de lejía y dos cucharadas de agua oxigenada. Par quitar la mancha, utiliza un bastoncillo de algodón ligeramente humedecido con la solución y frota la mancha con cuidado. ¡Ojo!, aplícalo previamente en un trozo muy pequeño para ver cómo reacciona el papel ante este compuesto.


Esperamos que esta serie de recomendaciones sobre cómo limpiar libros te hayan servido de ayuda, pero si tienes un libro muy antiguo y crees que limpiándolo en casa pues llegar a dañarlo, te recomendamos visitar a un restaurador especializado.

Valora este artículo
Puede que te interese:

Cómo limpiar con mopa

¿Sabes cómo limpiar correctamente con la mopa? Hoy te traemos los errores más habituales que comentemos al limpiar con mopa. ¿Te sientes identificad@?

Cómo limpiar una barbacoa

Limpiar una barbacoa puede resultar muy engorroso. Te recomendamos cómo limpiar una barbacoa siguiendo estos sencillos pasos. Si te interesa ¡no te lo pierdas!

Tamaños de las bolsas de basura

¿Sabes cuántos litros tienen las papeleras de tu casa? Hoy te traemos un listado sobre los tamaños de las bolsas de basura y para qué usarlas. ¡Toma nota!

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.