¿Cómo hacer un ambientador casero?

¿Se te ha olvidado comprar ambientador para la casa y tienes visita? Te traemos un truco que te va a salvar de esto, te contamos cómo hacer ambientador casero.

¿A quién no le gusta entrar en su casa y que huela bien y a limpio? Y es que los aromas agradables permiten recordar momentos placenteros porque los olores son capaces de activar todas las regiones emocionales de nuestro cerebro, según la neurociencia. Así que, a continuación, te vamos a dar unos trucos para hacer un ambientador casero de forma fácil, con ingredientes asequibles a cualquier presupuesto y en diversos formatos.


Trucos para hacer un ambientador casero

Hacer un ambientador natural en casa es muy sencillo y, además, tiene la ventaja de no tener productos químicos. La naturaleza nos brinda muchos elementos para aromatizar nuestra casa sin mucho esfuerzo. Y lo mejor es que podemos aprovechar muchas cosas que ya tenemos por casa.

  • De naranja o limón en spray: necesitaremos su cáscara, una rama de canela, media taza de vinagre blanco, medio litro de agua y una cucharada de azúcar. Hervimos el agua con la canela, la cáscara de la fruta y media cucharada de azúcar. Mezclamos con el vinagre, retiramos del fuego, y ya tenemos el ambientador casero para guardar en un vaporizador.
  • A base de flores: debemos secar las flores, como las rosas, poniéndolas envueltas en papel de periódico y colgadas boca abajo. Una vez que los pétalos estén secos, introdúcelos en un tarro hermético, échales unas gotas de la esencia que te guste y deja ‘macerar’ una semana. Después, puedes colocar los pétalos secos en cuencos.
  • Con la piel de una naranja o limón: solo tenemos que cortar la piel de la naranja o el limón sin que se nos rompa, toda en una monda. La enrollamos como si fuera una flor, le pinchamos unos clavos en especia y lo dejamos secar. Luego lo podemos poner en unos cuencos de cristal.
  • De la esencia que más te guste: mezcla agua con dos cucharadas de bicarbonato en un recipiente. Añade a la mezcla unas gotas de la esencia que más te guste para que adquiera esa fragancia (la puedes comprar en herbolarios). Tapa el envase y remuévelo bien de nuevo para que la esencia se incorpore a la mezcla. Pon el líquido en un aerosol para pulverizar la casa.
  • De hierbabuena: para hacer el ambientador en spray, solo tenemos que hervir la hierbabuena con un poco de agua y el zumo de un limón, y, una vez frío el líquido, lo ponemos en un vaporizador. En verano, además de dar buen olor, también nos sirve para ahuyentar a los mosquitos. También podemos introducir la hierbabuena en saquitos de tela para aromatizar armarios o cajones.
  • Con canela en rama: si juntas varias ramas de canela con una cuerdecita o lazo, ya tienes tu ambientador casero, ya que la canela tiene un intenso perfume.
  • Con granos de café: es muy eficaz para eliminar malos olores y solo necesitas meterlos en unos saquitos de tela y ponerlos en cajones o armarios.
Valora este artículo
Puede que te interese:

Fregonas: tipos y usos

Fregona de microfibra, algodón, esponja... Existen tantos tipos de fregonas como usos para ellas. Descubre cuál es la fregona perfecta para cada ocasión.

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.