Cómo limpiar una secadora

¿La secadora no seca como antes? ¿Llevas a cabo un buen mantenimiento de ella? Te contamos cómo limpiar una secadora por dentro paso a paso. ¡Toma nota!

La secadora de ropa, como cualquier otro electrodoméstico, necesita un mantenimiento para alargar su vida útil y que funcione bien.


Las secadoras pueden ser de tres tipos: secadoras de evacuación, de condensación o con bomba de calor. Dependiendo de cuál sea la tuya, necesitará un mantenimiento u otro para evitar que se estropee y que la factura de la luz te suba en exceso:

  • Secadora de evacuación: son las menos eficientes y cada vez se comercializan menos. El agua es expulsada automáticamente al exterior por un tubo que se conecta al desagüe. Recoge aire del exterior y es calentado mediante una resistencia eléctrica que lo envía al tambor para que seque la ropa. El gasto de cada ciclo es mayor que otros tipos de secadoras.
  • Secadora de condensacióncalienta el aire que le entra por la parte trasera del aparato procedente del exterior a través de una resistencia eléctrica. Posteriormente es dirigido hasta el tambor que se encarga de evaporar el agua de la ropa, hasta que finalmente se acaba secando. En el proceso el aire caliente y el húmedo se mezclan con el aire frío que entra en el electrodoméstico y provoca que ese vapor se convierta en agua, el cual es almacenado en un depósito que hay que vaciar tras cada ciclo de secado. Estas secadoras son más eficientes que las de evacuación y más económicas.
  • Secadora de bomba de calor: son las más modernas y las más caras. Este tipo de secadora reutiliza el aire con lo que provoca un gran ahorro de energía. Este proceso lo realiza gracias a un ventilador que provoca que el aire caliente recircule. Esto hace que sea la más eficiente porque necesita mucha menos energía para cada ciclo de secado.

Cómo limpiar una secadora por dentro paso a paso

  • Vacía el depósito del agua: si la secadora no cuenta con un sistema de evacuación del agua conectado al desagüe, deberás vaciar el depósito tras cada ciclo de secado.
  • Limpia el filtro: cuando los filtros se llenan, la secadora funciona peor, aumentando el tiempo de secado, y también consume más. El filtro suele estar en la puerta y suele acumular pelusa de la ropa, límpialo después de cada uso y vuelve a colocar el filtro en su sitio.
  • Limpia el condensador: si necesitas limpiar el condensador porque tu secadora no tiene bomba de calor, hay que desbloquear y abrir la cubeta de mantenimiento, que está ubicada en la parte inferior, al lado de la ventilación. A continuación, mueve las palancas de bloqueo una hacia la otra y extrae el condensador. Después, limpia el condensador con agua caliente y escúrrelo completamente. Cuando hayas terminado coloca de nuevo el condensador en la secadora y no olvides el bloqueo de las palancas. Por último, cierra la cubierta de mantenimiento para que el condensador funcione correctamente. Se recomienda limpiarlo entre tres y cuatro veces al año. Si el condensador no fuera extraíble, límpialo con un aspirador varias veces al año. También se recomienda limpiar la rejilla de ventilación para que el aire puede circular bien.
  • Limpia el tambor: se debe limpiar el tambor regularmente con un paño húmedo para evitar la acumulación de cal.


Es importante que antes de meter una prenda en la secadora, compruebes en la etiqueta de la ropa que puedes hacerlo. Si tiene un círculo dentro de un cuadrado, es que sí que se puede meter en la secadora, pero si este símbolo está tachado, es que no se recomienda porque se podría dañar el tejido, como, por ejemplo, el algodón, la lana o el lino, que pueden encoger.

Valora este artículo
Puede que te interese:

Cómo quitar el olor a humedad

¿Tu casa o tu ropa huelen a humedad? Esto es un problema muy común en los hogares. Descubre cómo quitar el olor a humedad con estos sencillos pasos.

Cómo lavar un edredón de plumas: Trucos y consejos

Los edredones de plumas son ligeros y transpirables y hacer la cama es muy sencillo y rápido si los utilizamos, sustituyendo la colcha de toda la vida. Ahora que tenemos el invierno a la vuelta de la esquina, es hora de poner a punto nuestros edredones de plumas. Toma nota.

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.