Cómo organizar un armario: pequeño, empotrado…

Maletas vacías, galanes, cajas grandes para almacenar la ropa de otras temporadas… Te contamos algunas ideas sobre cómo organizar un armario completo.

No hay nada que desespere más que un armario desordenado, por muy grande que sea, no encuentras nada. Pero si, además, es pequeño, la cosa se complica. Poner en orden la ropa, bolsos y zapatos, aprovechando al máximo el espacio que tienes, puede dar un poco de pereza, pero cuando lo consigues, la satisfacción de encontrar lo que buscas y que te quepa todo es mucho mayor. Además, existen pequeños trucos para multiplicar el espacio de tu armario. No se trata de magia, sino de elegir los accesorios adecuados.

3 tips para organizar ropa en poco espacio:

- Junta y separa, a lo Marie Kondo: reúne toda la ropa en un montón y sepárala entre la que te vayas a quedar, la que vayas a dar y la que tengas que arreglar, según el método de la gurú del orden y la organización Marie Kondo. Luego, coge el montón de ‘arreglar’ y valora si realmente merece la pena el esfuerzo. A continuación, separa la ropa de colgar de la de doblar. En este proceso de sacar toda la ropa que tienes en el armario, puedes aprovechar para hacer selección de aquellas prendas que ya no te pones para donarlas. 

Aprovecha el momento de organización para darle un buen repaso al fondo del armario. Con una bayeta y un limpiamuebles con aceites nutrientes, pásalo por toda la superficie antes de volver a colocar la ropa. Además de limpiar, nutre y protege la madera del armario y resto de muebles.


- Apuesta por el doblado vertical y en tres pliegues (a modo de paquetitos) del método Konmari para las camisetas y suéters en los cajones y agrupa por escala de colores, de más oscuro a más claro. Verás cómo ahorras espacio y tienes una mayor sensación de orden.


- Utiliza accesorios que te ayuden a optimizar el espacio: como pantaloneros extraíbles, organizadores de zapatos en cuña, separadores para el interior de los cajones, perchas multiusos, etc.

 

Consejos útiles

"La eliminación es el primer paso para la organización", sostiene Marie Kondo, que asegura que el principal problema no reside tanto en la capacidad de almacenamiento, como en la acumulación de cosas que no nos hacen felices.

- Compartimentar los cajones: existen unos separadores de cajones por tamaños, a modo de cajas, en función de lo que quieras guardar, como ropa interior, guantes, calcetines, etc.

- Duplicar tu zapatero con accesorios, como los organizadores de zapatos en cuña que permiten ahorrar un 50% del espacio y organízalos en la parte baja del armario.

- Pantaloneros extraíbles: son ideales para armarios pequeños porque ahorran espacio y te permiten ver todos los modelos que tienes.

- Cinturones, bolsos y fulares colgados: para los cinturones, existen unos complementos que se extraen y que te permite colgarlos, y para bolsos y fulares, hay unas perchas en vertical que te permiten colgarlos en la puerta del armario. Pero, solo para los de temporada. Los que no utilices, puedes meterlos en una caja en el altillo. Si quieres seguir el método Marie Kondo, te aconseja meter un bolso dentro de otro para ahorrar espacio.

- Camisetas en los cajones con el método Marie Kondo, con su famoso ‘doblado vertical’, en tres pliegues y en escala de colores: de esta manera no se arrugan, si las colocas con la parte redondeada hacia arriba, para que te resulte mucho más fácil cogerlas y para que no se desordene el resto al sacarla.

- Colgadores para que las perchas no se amontonen y perchas multiusos, con capacidad para colgar varias perchas, que pueden ser de madera, plástico o metálicas, aunque lo ideal es que todas las perchas fueran iguales. Así, también ganarás en armonía visual.

- Cajas organizadoras para aprovechar toda la altura del armario.

- A falta de cajones, hay organizadores colgantes.

- Collares a la vista: puedes organizarlos colgados para que los veas en la puerta interior del armario. Otra opción, si dispones de baldas suficientes, son los organizadores de pie que existen en el mercado.

- Utiliza otros muebles de la habitación: si tienes en tu habitación una cómoda o sinfonier, puedes utilizarlo para guardar suéters o ropa de menor uso y dejar el armario para la ropa que utilices más a diario.

- Las maletas en el altillo, pero no vacías: puedes aprovecharlas para meter unas maletas dentro de otras, pero también para guardar ropa de otras temporadas o ropa de cama.

Valora este artículo
Puede que te interese:

Cómo limpiar ventanas paso a paso

En este artículo descubrirás cómo limpiar ventanas de aluminio paso a paso para mantenerlas como nuevas. Aún así, el mejor consejo que te podemos dar es que la limpieza frecuente es la mejor manera de mantener el aluminio en buenas condiciones.

Cómo limpiar los muebles de la cocina de forma eficaz

El verano es tiempo de disfrutar y divertirse pero, para muchos, también es el momento perfecto para realizar una limpieza profunda de la casa y abordar eso que ha quedado pendiente. Te proponemos algunos trucos para que sepas cómo limpiar los muebles de la cocina de forma eficaz.

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.