Decluttering

¿Has oído hablar del decluttering? Tenemos la solución para poner orden en tu vida en pocos pasos. Te contamos todo sobre este término. ¡No te lo pierdas!

La traducción al español de declutter es simplificar o deshacerse del desorden, las complicaciones, etc. Sería como organizar eliminando lo innecesario, es decir un 3 en 1: orden, limpieza y “adiós al desastre”.

Son muchas las personas a las que el desorden y el caos les genera ansiedad. El verano y el momento previo a irnos de vacaciones es perfecto para plantearnos hacer una revisión general a todo aquello que no necesitamos, que nos ocupa espacio y desordena nuestra vivienda. En conclusión, tener una vida más minimalista y eliminar todo lo que no necesitamos.

Beneficios del ‘decluttering’

Para pasarnos al lado del decluttering debemos tener claro que vamos a deshacernos de cosas, por lo que no valen los sentimentalismos. Las cosas, son cosas. Se pueden donar, regalar o vender.

Hacer hueco y espacio en nuestra casa y en nuestra vida, en general, es beneficioso para nuestra salud tanto física, emocional como financiera, ya que, nos permitirá:

  • Tener menos que limpiar, por lo que podremos usar ese tiempo para nosotros y nuestras aficiones.
  • Menos cosas que ordenar, aprovecharemos más las horas del día y podremos dedicar más tiempo a cosas que nos importan y apetecen.
  • Como lo tendremos más ordenado, no padeceremos esa “ansiedad” de tener que tener todo recogido y ordenado.
  • Tener menos deuda, ya que, al necesitar menos cosas, haremos un consumo más responsable de las compras y eso nos hará que usemos tarjetas de créditos o hagamos uso de préstamos personales. 

Cómo iniciarse en el “decluttering”

  • Todos los días retiraremos algo que tengamos en casa y no utilicemos, grande o pequeño. Si cada día hacemos este ejercicio, al final del año nos habremos librado de 365 cosas que no necesitábamos tanto como creíamos. Podemos regalarlo, donarlo o tirarlo si no está en condiciones.
  • Dedicaremos 5 minutos al día a poner orden en algún sitio de nuestro hogar. Esto hará que consigamos establecer una rutina para ir poniendo orden a espacios que teníamos abandonados.
  • Revisaremos el armario y cada vez que nos pongamos una prenda, pondremos la percha del revés, así sabremos que prendas no nos ponemos en un tiempo y estarán listas para que nos desprendamos de ellas. Todo lo que no nos hayamos puesto en una temporada es momento de deshacernos de esa prenda.
  • También podemos utilizar el método de cuatro cajas. Cogemos 4 cajas grandes y las clasificamos en basura, regalar, guardar y reubicar. Y vamos habitación por habitación de la casa añadiendo todas aquellas cosas o elementos ya no le demos partido. Esto puede llevar días, semanas o meses, pero nos ayudará a ver cuántos artículos poseemos realmente y sabremos exactamente qué hacer con cada artículo.
Valora este artículo
Puede que te interese:

Nuestro organizador de tareas

Elige una persona, selecciona el área de la casa y asigna la tarea a realizar de la manera más sencilla. Además, podrás descargar la plantilla para consultarla cuando haga falta.